¿Cómo elegir los mejores nórdicos antiacaros?

Todos nuestros edredones nórdicos  y almohadas antiacaros previenen eficazmente los síntomas de la alergia a los ácaros y al polvo doméstico.

 

GUÍA DE COMPRA para EDREDONES NORDICOS ANTIACAROS

El gramaje es la cantidad de fibras de relleno que contiene el edredón y se mide en gramos por metro cuadrado (gr/m2). Cuanto mayor es esta cantidad, más abrigo proporciona el nórdico.

  • Gramaje 150 gr./m2 = Capacidad térmica baja, indicado para climas cálidos.
  • Gramaje 250 gr./m2 = Capacidad térmica media, ideal para climas temperados o habitaciones con calefacción nocturna moderada. Aún que siempre se trata de un tema subjetivo, la mayoría de las personas encuentra confortable este gramaje cuando la temperatura nocturna de la habitación ronda alrededor de los 17º-21º.
  • Gramaje 400 gr./m2 = Capacidad térmica alta, indicado para inviernos fríos.
  • COMBI: Se compone de dos edredones que se pueden unir por corchetes y usar conjuntamente o por separado, según necesidades.
    El primer Edredón tiene una capacidad térmica media: gramaje de 250 gr./m2.
    El  segundo Edredón capacidad térmica moderada: gramaje de 150 gr./m2.
    Unidos proporcionan una elevada capacidad térmica: gramaje 400 gr./m2.
    De esta manera siempre se puede conseguir el abrigo ideal para todas las estaciones del año.

Nuestros edredones nórdicos anti-ácaros, además de la eficacia antialérgica, ofrecen un confort excepcional y destacan por suavidad y transpirabilidad.

A todas estas ventajas combinan una gran facilidad de mantenimiento. Se pueden lavar en la lavadora doméstica a 60º, temperatura que mata los ácaros de forma totalmente natural y segura.

Se secan muy rápidamente tanto al aire como en la secadora a baja temperatura.

Durmiendo en una cama sana y libre de ácaros, los síntomas típicos de las alergias a los ácaros del polvo (tos, secreción nasal, picor en los ojos, oídos y nariz…) se alivian rápidamente, permitiendo una mejora significativa en la calidad de vida de las personas alérgicas sin ninguna de las contraindicaciones típicas de los medicamentos y los productos químicos.

Los plumones y las colchas tradicionales en plumas, lana, etc. no son indicados para las personas alérgicas debido a la gran cantidad de alérgenos que retienen en su interior y que durante la noche entran en contacto con nuestro cuerpo.

 

PORQUÉ COMPRAR TAMBIÉN LA FUNDA ANTI-ÁCAROS para el edredón nórdico

No es necesario usar la funda anti-ácaros conjuntamente con nuestros edredones anti-ácaros.

Aún así les informamos que los mejores resultados antialérgicos se obtienen con el utilizo conjunto del edredón nórdico anti-ácaros y de la funda antiácaros para edredones Euroallergy® Superior.

Además de una mayor eficacia contra las alergias, el uso conjunto de la funda anti-ácaros y del edredón nórdico anti-ácaros permite reducir notablemente la frecuencia de los lavados:

- En caso de usar el edredón nórdico sin funda anti-ácaros, para la prevención eficaz de las alergias, se recomienda lavar el edredón cada 30 días a 60º en la lavadora doméstica.

- En caso de usar el edredón con la funda anti-ácaros, solo será necesario lavar los dos cada 4-6 meses a 60º en la lavadora doméstica.

La reducción de la frecuencia de lavado permite alargar la vida útil del edredón.

Además, la funda anti ácaros para el edredón se puede emplear en todas las épocas del año para mantas o otros rellenos. Por ejemplo, poniendo en su interior mantas más ligeras en primavera y otoño, se puede conseguir siempre la temperatura deseada y protegerse de los ácaros del polvo que suelen encontrarse en todas las mantas.

 

ALMOHADAS ANTIACAROS

Las almohadas con fundas Anti-Acaros Euroallergy® Superior SE componen de:

- una funda exterior Euroallergy® Superior en Evolon® (marca registrada por la empresa Carl Freudenberg KG), que se abre y se cierra con cremallera, y de

- un especial relleno en fibra virgen hueca 100% poliéster QUE SE PUEDE LAVAR EN LA LAVADORA DOMÉSTICA A 60º, de la marca Moshy. Este aspecto es muy importante puesto que a partir de esta temperatura, los ácaros se eliminan de forma totalmente natural, segura y sin necesidad de productos químicos. 

Los ácaros viven sobretodo en almohadas, colchones y edredones, por lo cual es sobretodo allí que tenemos que combatirlos.

La funda Antiácaros tiene poros tan pequeños que impide la salida de los ácaros y de los otros alérgenos, formando así una barrera impenetrable que protege la persona.

Las almohadas tradicionales en plumas, lana u otras fibras no son indicadas para las personas alérgicas debido a la gran cantidad de alérgenos que retienen en su interior y que durante la noche entran en contacto con nuestro cuerpo.

Todos los componentes de nuestras almohadas son muy higiénicos, prácticos y de fácil mantenimiento. Se pueden lavar en casa a máquina a 60º o más. Se secan y se regeneran muy rápidamente manteniendo el volumen original hasta después de muchos años y muchos lavados.

Se recomienda complementar nuestras almohadas antiacaros, con nuestras fundas antiácaros para colchones y para edredones, así que toda la cama esté realmente protegida.