Sprays contra ácaros y hongos



CONTRA LOS ÁCAROS DEL POLVO

Estos sprays reducen la cantidad de ácaros presentes en un ambiente gracias a una acción química.
Son productos altamente eficaces contra los ácaros, aunque sus efectos no son duraderos. Es necesario repetir el tratamiento aproximadamente cada 2-3 meses

 

CONTRA HONGOS Y MOHOS DE LA HUMEDAD

Un spray anti hongos se usa para eliminar los mohos producidos por la humedad e impedir la multiplicación de estos hongos microscópicos.

Las esporas del moho son muy resistentes y pueden sobrevivir en condiciones ambientales muy variadas. Cada espora que germina genera nuevo moho, y este, a su vez, puede producir millones de esporas más.

Estos sprays anti hongos sirven para eliminar e impedir la propagación de hongos y mohos.

 

ALERGIA A LA HUMEDAD

Las esporas producidas por el moho son las responsables de provocar la «alergia a la humedad».

El moho es uno de los alérgenos más comunes en el planeta. Estos minúsculos hongos se reproducen y propagan mediante esporas microscópicas — similares al polen — que flotan en el aire.
Al ser inhaladas, provocan síntomas de alergia a muchas personas. 

El moho, a diferencia del polen, no tiene una temporada específica de propagación y su presencia en el aire depende principalmente de condiciones meteorológicas concretas como la humedad, el viento, la lluvia o la temperatura.

 

COMO SE USAN ESTOS SPRAYS

Tanto los anti ácaros como los anti hongos, se pueden emplear:
  • Como tratamiento inicial de choque.
  • Como tratamiento de mantenimiento para uso habitual.

 

Contra los ácaros:

1- Tratamiento inicial de choque: Indicado para desinfectar y sanear el ambiente por primera vez, cuando se detecta el problema. Para este propósito, recomendamos el uso de un acaricida con válvula de descarga total

2- Tratamiento habitual de mantenimiento: Los acaricidas se pueden utilizar en sofás, muebles tapizados, cortinas, asientos del automóvil, etc. aproximadamente cada 2-3 meses.

Después de aplicar cualquier anti-ácaros en forma spray, es imprescindible limpiar a fondo la zona con una buena aspiradora.

Antes de usar un spray contra los ácaros, lea atentamente la etiqueta y siga siempre las instrucciones de uso proporcionadas por el fabricante.

No aconsejamos el uso de estos spray en colchones, almohadas, mantas y edredones, puesto que para la ropa de cama existen otras medidas más naturales, más eficaces y más económicas como las fundas antiácaros y los antiácaros por ultrasonidos, que no poseen las contraindicaciones propias de los productos químicos.

 

Y contra los hongos:

Si el moho es visible en alfombras, colchones u otros objetos, es imprescindible eliminarlo inmediatamente con agua y amoníaco y luego pulverizar la zona con un spray fungicida anti-hongos.

 

CONSEJO GENERAL

Estos sprays son productos químicos, por lo que deben ser utilizados con precaución. Lea las etiquetas y los prospectos antes de usarlos y siga las instrucciones de uso.

Los mejores resultados se consiguen complementando el uso de estos productos con otras medidas como comprar fundas antiácarospurificadores de aireantiácaros por ultrasonidosmascarillas anti-alergias, etc.).