Almohadas Antiacaros


¿Cuáles son las almohadas antiácaros y para que sirven?

Los ácaros del polvo son microorganismos responsables de desencadenar síntomas alérgicos en muchas personas. Se encuentran principalmente en los elementos acolchados como almohadas, colchones, edredones y nórdicos.

Los ácaros anidan y se reproducen rápidamente en estos elementos, ya que encuentran el hábitat perfecto para su desarrollo.

Una buena almohada anti-ácaros está diseñada para prevenir la aparición de estos microorganismos y minimizar las reacciones alérgicas asociadas con ellos.

Dado que pasamos muchas horas durmiendo y nuestras vías respiratorias entran en contacto directo con la almohada, es común inhalar grandes cantidades de ácaros si no se toman las medidas necesarias.

Cuando esto sucede, las personas alérgicas pueden experimentar síntomas molestos de alergia, especialmente durante la noche y al despertar por la mañana.

 

¿Cuáles son las almohadas antialérgicas?

Un almohada anti-alérgica es un almohada fabricada para minimizar las alergias, especialmente aquellas relacionadas con el polvo, los ácaros, el polen y el moho.

Una buena almohada para asmáticos o alérgicos está fabricada con materiales especiales que reducen la proliferación de ácaros del polvo y otras partículas dañinas, ofreciendo un ambiente más saludable y cómodo para dormir.

Se puede lograr este efecto protector de dos maneras:

  • Utilizando una funda anti-ácaros especial que impide el paso de los alérgenos. 

Nuestras fundas en EVOLON® (marca registrada por la empresa Carl Freudenberg KG) proporcionan una barrera insuperable contra los ácaros y otros alérgenos. Este tejido especial y certificado como antialérgico tiene poros tan pequeños que impiden que los ácaros y otros alérgenos pasen hacia y desde el interior de la almohada, protegiendo así a las personas alérgicas que las utilizan.

  • Utilizando tratamientos especiales antiácaros y antialérgicos. 

Por ejemplo, el tratamiento Sanitized® protege de forma prolongada y eficaz contra los ácaros del polvo doméstico, el moho, las bacterias y los olores por medio de sustancias activas biocidas.

Consejos para elegir la mejor almohada antiácaros para alérgicos y asmáticos.

  • Materiales de las almohadas para alérgicos a ácaros

Las fibras naturales, como el algodón o la lana, tienden a favorecer la proliferación de los ácaros y deben ser evitadas.
Las personas alérgicas a los ácaros deben elegir almohadas de fibras sintéticas, ya que estas ofrecen un ambiente menos propicio para los ácaros.

La fibra virgen hueca 100% poliéster es una óptima solución para almohadas y cojines antiácaros específicos para alérgicos.

  • Almohadas y cojines antiácaros

La protección anti-ácaros de almohadas y cojines se puede lograr a través de un tratamiento biocida o mediante el uso de una funda especial que impida el paso de los ácaros y otros alérgenos.

  • Lavables en la lavadora doméstica a 60º

Esta característica es muy importante para una buena almohada antiácaros porque el agua caliente, a partir de los 60 grados, elimina los ácaros y los alérgenos de forma natural.

Todos los componentes de nuestras almohadas antialérgicas son muy higiénicos, prácticos y de fácil mantenimiento. Se pueden lavar en casa a máquina a 60º o más. Se secan y se regeneran muy rápidamente manteniendo el volumen original hasta después de muchos años y muchos lavados.

  • Transpirabilidad y confort

Un tejido transpirable asegura el máximo confort de las almohadas para alérgicos y asmáticos. No genera sensación de calor o una excesiva transpiración.

Otros aspectos importantes a tener en cuenta para nuestro confort son el tacto suave, la capacidad de recuperación y el lento envejecimiento de las almohadas de mejor calidad. 


Consejos adicionales para alérgicos a los ácaros 

Las almohadas y los cojines tradicionales en plumas, lana u otras fibras no son indicados para las personas alérgicas debido a la gran cantidad de alérgenos que retienen en su interior y que durante la noche entran en contacto con nuestro cuerpo.

Una buena almohada para asmáticos y alérgicos debe cumplir con ciertos criterios para proporcionar un ambiente de descanso seguro y saludable:  debe estar fabricada con materiales hipoalergénicos certificados y garantizados, ser lavable en casa y evitar la acumulación de humedad para prevenir el crecimiento de moho y hongos.

Recuerde que, además de una buena almohada antiácaros, es importante mantener un entorno de dormitorio limpio y libre de alérgenos para ayudar a controlar los síntomas de asma y alergias.

Por esta razón se recomienda complementar nuestras almohadas antiacaros, con nuestras fundas antiácaros para colchones y para edredones, así que toda la cama esté realmente protegida.

 Última revisión 22/9/2023