Alergia a gatos y perros



CAUSAS

Los principales alérgenos que provocan la alergia a los animales son unas proteínas que se encuentran sobre todo en la caspa, saliva, orina y deshechos de los animales.

Todos estos alérgenos son partículas muy pequeñas e invisibles, que pueden flotar en el aire y ser inhaladas con la respiración.

La caspa se presenta en forma de pequeñas escamas blancas. Son células muertas de piel que se desprenden como resultado de la renovación natural de los tejidos. 

La saliva es una importante fuente de alérgenos especialmente en los gatos. Se encuentra presente en el pelaje debido a la costumbre que tienen los gatos de lamerse.

La orina suele localizarse en las patas traseras de los animales y es una fuente importante de alérgenos sobretodo en los perros. 

También encontramos alérgenos en las glándulas sebáceas, en las glándulas sudoríparas y en el fluido lagrimal de los animales.
 

ALERGIA A LOS GATOS

La alergia a gatos y perros afecta aproximadamente al 15% de la población y se eleva hasta el 20-30% en las personas asmáticas. En general, los gatos suelen originar reacciones alérgicas más graves que los perros.

El principal alérgeno presente en el gato es el Fel dI (Felis doméstico) y se encuentra principalmente en las glándulas sebáceas de la piel y en las glándulas salivares sublinguales.

Estos alérgenos son muy pequeños (< 5 micras) y ligeros, quedan suspendidos en el aire y pueden ser fácilmente inhalados con la respiración.

Suelen adherirse a las paredes y se acumulan en alfombras, colchones,  almohadas, cojines, ropa de la cama, muebles tapizados, etc.

Estos alérgenos puede permanecer en casa incluso varios meses después de haber alejado al gato del domicilio.

 

ALERGIA A LOS PERROS

El principal alérgeno del perro se denomina Can FI y se encuentra principalmente en el pelo y en la caspa de estos animales. La saliva y la piel son sus principales fuentes de reproducción.

 

PRODUCTOS ÚTILES PARA LOS ALÉRGICOS:

  • Purificadores de aire domésticos que eliminen los alérgenos de gatos, perros, cucarachas y otros animales.
  • Si la persona alérgica tiene que entrar en contacto con una fuente importante de alérgenos, debería llevar una mascarilla respiratoria para protegerse y, cuando termine, lavarse y cambiarse de ropa.
  • En caso de que la mascota haya previamente entrado en la habitación de la persona alérgica o pueda ocasionalmente volver a entrar en los dormitorios, hay que poner fundas antiácaros y antialérgicas en colchones, almohadas y nórdicos o mantas. Estas fundas evitan que los alérgenos de las mascotas penetren en colchones, almohadas y objetos tapizados. Una vez que se hayan penetrado allí, es casi imposible removerlos y sin fundas protectoras, volverán a entrar en contacto con la persona alérgica.
  • Utilice una buena aspiradora con filtro HEPA para la limpieza doméstica.
  • Pulverice la mopa con un spray anti-alérgenos.