Presencia de los ácaros en España

Publicado por EUROALLERGY SLU en

Factores climáticos

Los ácaros del polvo encuentran las condiciones óptimas para su reproducción y desarrollo cuando la humedad alcanza niveles superiores al 65-70% y las temperaturas se acercan a los 20-25ºC.

Ácaro del polvo

Sin embargo, niveles de humedad inferiores al 45% y temperaturas extremas —muy altas o muy bajas— son letales para los ácaros.

Zonas costeras 

En España, las costas del Atlántico, el litoral mediterráneo y especialmente las islas Canarias son las regiones que disponen de las condiciones climáticas más favorables para el desarrollo de estos arácnidos microscópicos, puesto que estas zonas reúnen todos los requisitos medioambientales para su reproducción (temperaturas suaves y elevada humedad).

En concreto, el singular clima del archipiélago canario, húmedo y con temperaturas moderadas durante todo el año, es particularmente propicio para el desarrollo de los ácaros. No es una mera casualidad que la mayor incidencia de alérgicos a los ácaros.

Después de Canarias, las comunidades con más sensibles a la presencia de ácaros son Galicia, Asturias, País Vasco, Cataluña, Baleares, Valencia, Murcia y Andalucía. 

Zonas de montaña

En altitudes superiores a los 1.100 metros por encima del nivel del mar, los ácaros dejan de estar presentes porqué no se dan las condiciones necesarias para que puedan sobrevivir.

Centro de la Península Ibérica

 

En el centro de la Península, caracterizado por zonas montañosas y secas, la supervivencia de los ácaros es más difícil y, por tanto, su desarrollo y proliferación es menor. Esto es debido a que esta zona geográfica posee un clima menos húmedo, con temperaturas no tan suaves y más variables entre verano e invierno.

Épocas del año

Por razones análogas, la primavera y, sobre todo, el verano suelen ser las épocas del año durante las cuales, en general, se reducen los síntomas de la alergia a los ácaros, pues el ambiente suele ser más seco y caluroso

Sin embargo, con la llegada del otoño y el comienzo de las primeras lluvias, se produce un descenso de las temperaturas y la humedad presente en nuestros hogares aumenta considerablemente. Es en ese momento cuando la cantidad de ácaros presentes en nuestro medio suele aumentar, con el consiguiente agravamiento de los síntomas alérgicos en las personas sensibles.

El ambiente doméstico

El sol y una buena y frecuente ventilación de los espacios cerrados son enemigos de los ácaros, por lo que son de gran ayuda para combatir su presencia y cuantía.

Productos útiles

Aunque no podemos eliminar por completo los ácaros presentes en nuestro hogar, sí podemos hacer mucho para reducir su cantidad y para limitar el contacto entre los alérgenos y la persona alérgica. 

Descubra aquí todos los productos actualmente disponibles que pueden ayudarle en estas tareas de eliminar los ácaros del polvo.

La eliminación de los ácaros no es tarea fácil. Por ello, cuantas más medidas se adopten de forma conjunta, mejores resultados obtendremos.


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →