Alergia a perros, gatos, mascotas y otros animales: pelo, caspa, saliva y otras causas

La alergia a gatos, perros, mascotas y otros animales con pelo es causada principalmente por unas proteínas que se encuentran en la caspa, saliva y orina del animal.

No es el pelo en sí lo que provoca alergia, sino estas proteínas que se suelen depositar en el pelo y sobre la piel del animal.
  • Las secreciones cutáneas (caspa) suelen ser la fuente principal de los alérgenos en el perro y en el caballo.
  • La saliva y las glándulas salivares suelen ser la fuente de los alérgenos en los gatos, que cuando se lamen depositan estos alérgenos en el pelo.
  • La orina es la fuente de alérgenos en los conejos, ratones y hámsteres, etc.
  • Las secreciones, huevos y heces son las principales fuentes de alérgenos en las cucarachas.
Todos estos alérgenos son partículas muy pequeñas e invisibles que pueden flotar en el aire y ser aerotransportadas.
El contacto con el alérgeno del animal puede ocurrir:
  • Por inhalación; al respirar aire contaminado.
  • Por contacto con la piel; por lo que causa comezón y urticaria,
  • Por contacto con la superficie de los ojos (conjuntiva) y de la nariz.
Hay que tener en cuenta que los alérgenos son partículas tan pequeñas que son muy difíciles de eliminar del hogar. El alérgeno de un gato puede permanecer en una casa incluso después de haber pasado 6 meses desde que el animal no se encuentra en el hogar.
A lo largo de la vida de las personas pueden desarrollarse reacciones alérgicas a animales previamente tolerados.

Síntomas:

Los síntomas más comunes suelen ser congestión nasal y sinusal, estornudos, tos, dificultad respiratoria, picazón y secreción nasal; picor y lagrimeo en los ojos; conjuntivitis; picor en la garganta, en el paladar y en los oídos; erupciones y comezón en la piel, etc.
Todos estos síntomas pueden aparecer inmediatamente después del contacto con el alérgeno o bien pueden comenzar pasadas unas horas.
 
 
 
 
 
 
Última revisión: febrero de 2016