Consejos en caso de Alergia a los Perros, Gatos, Mascotas y otros Animales

 

En caso de alergia a los perros, gatos, mascotas y otros animales, el uso de purificadores de aire, de mascarillas anti-alergias y de filtros Hepa puede ser útil para prevenir los síntomas alérgicos.

Si usted o su familia padecen síntomas alérgicos o tienen dudas al respeto, debe consultar con su médico o pediatra que, si fuera necesario, le remitirá a un especialista en enfermedades alérgicas (alergólogo). El diagnóstico sólo puede ser efectuado por un médico titulado.
 
1- Utilice un purificador de aire doméstico. Atrapa los alérgenos presentes en el aire y reduce la cantidad de alérgenos que puede causarle alergia. Nuestros purificadores de aire son muy efectivos en la captura de los alérgenos de los animales domésticos, que permanecen suspendidos en el aire durante largos periodos de tiempo.
 
2- Cuando sepa que tiene que entrar en contacto con alérgenos, para protegerse, colóquese una mascarilla anti-alergias.
Siempre que pueda, pida a un miembro no alérgico de su familia que cepille a su mascota en el exterior. Con ello reducirá la cantidad de pelo y alérgenos que se desprenderán en el interior de la casa.
La limpieza de la caja o la jaula del animal también debería realizarla un miembro no alérgico de la familia. En caso de tener que realizar estas tares, la persona alérgica debería protegerse con la mascarillas anti-alergias, lavarse las manos después del contacto y cambiarse de ropa.
 
3- Instale filtros de calidad en su sistema de aire acondicionado y en sus deshumidificadores (si los tiene).
Todos los sistemas de aire acondicionado y deshumidificadores requieren filtros. Elija filtros que sean eficaces en la captura de los alérgenos de los animales domésticos.

4- Utilice una aspiradora con filtro HEPA para la limpieza doméstica.

5- Los alérgenos se acumulan sobre todo en objetos como colchones, almohadas, mantas, alfombras, moquetas, cojines o muebles tapizados, entre otros. La mejor solución es tener un entorno que sea fácil de limpiar. Siempre que sea posible, elimine moquetas y alfombras de su casa.
No deje que su mascota entre en su dormitorio ni en otras habitaciones donde usted pasa muchas horas y que sean difíciles de limpiar.
En caso de que la mascota pueda ocasionalmente entrar en los dormitorios, proteja sus colchones, almohadas y edredones con fundas antiacaros y antialérgicas. Nuestras fundas antialérgicas tienen poros muy pequeños que no permiten el paso de las partículas alergénicas evitando así que se acumulen en colchones, almohadas y edredones donde sería prácticamente imposible removerlas.
 

Más información sobre las alergias.