Consejos para evitar la Alergia al Polvo y a los Acaros

 

Se pueden aliviar notablemente los síntomas de alergia a los ácaros reduciendo el número de ácaros del polvo presentes en el hogar y minimizando la exposición a este alérgeno.

Los siguientes consejos para evitar la alergia al polvo y a los ácaros le ayudarán a respirar mejor y a llevar una vida más saludable, con beneficio también para los demás miembros de su familia.

Si usted o su familia padecen estos síntomas o tienen dudas al respeto, debe consultar con su médico o pediatra que, de ser necesario, le remitirá a un especialista en enfermedades alérgicas (alergólogo). Es fundamental ser consciente y estar informado sobre la enfermedad. El diagnóstico sólo puede realizarlo un médico titulado. Nunca se automedique.
 
Para controlar la población de ácaros del polvo en su hogar, le recomendamos que siga las siguientes instrucciones.
 

1- Utilice fundas antiAcaros para colchones, almohadas y edredones.

Los ácaros viven más en el dormitorio que en cualquier otro lugar del hogar, porque los colchones, las almohadas y la ropa de cama son un hábitat ideal para los ácaros del polvo. Ya que todos pasamos muchas horas en la cama, es aquí donde debemos concentrar nuestra atención en la lucha contra los ácaros. Nuestras fundas antiAcaros permiten revestir sus colchones, edredones, mantas y almohadas formando una barrera impenetrable entre usted y los alérgenos de los ácaros del polvo. Nuestras fundas antiAcaros están confeccionadas con tejidos especiales cuya eficacia AntiAcaros y antialérgica ha sido certificada por la ECARF (European Centre for Allergy Research Foundation).
Consejos para evitar la Alergia al Polvo y a los Acaros

2- Use un purificador de aire antialérgico de alta eficiencia para eliminar los alérgenos de las habitaciones donde pasa la mayoría del tiempo. Los ácaros del polvo y sus residuos a menudo son transportados por el aire. Nuestros purificadores de aire, a través de un sistema de filtración, capturan los ácaros del polvo, el polen y otros alérgenos presentes en el aire.

3- Utilice mascarillas anti alergia contra el polvo y los ácaros. Las personas alérgicas deberían alejarse del polvo lo máximo posible. Cuando esto no es posible, deben usar mascarillas para protegerse contra el polvo y los ácaros.
Idealmente, las personas alérgicas no deberían realizar tareas de limpieza del polvo, porque limpiar, barrer y pasar la aspiradora, dispersa en el aire más nubes de polvo, y al respirar estas partículas se desencadena la reacción alérgica.
En el caso de que tenga que realizar estas tareas, debe ponerse una máscara protectora contra el polvo. Las mascarillas protectoras son muy útiles cuando tienen que frecuentarse lugares con mucho polvo.
Use trapos húmedos para recoger el polvo en lugar de plumeros, que dispersan más alérgenos en el aire.

4- Instale filtros de calidad en su sistema de aire acondicionado y en su deshumidificador (si los tiene).
Todos los sistemas de aire acondicionado y deshumidificadores requieren filtros. Elija filtros que sean eficaces en la captura de los ácaros del polvo.

5- Utilice aparatos Antiácaros a ultrasonidos. Los antiacaros a ultrasonidos son aparatos eléctricos que emiten unas ondas ultrasónicas a una frecuencia específica que disturba el ciclo biológico de los ácaros y provoca una reducción de la cantidad de alergenos producidos por ellos.
Los ultrasonidos son vibraciones acústicas de alta frecuencia totalmente naturales y seguras para las personas y los animales domésticos. Estos aparatos son totalmente silenciosos porque las ondas que emiten no pueden ser oditas por los seres humanos.
Son de fácil colocación, sólo hay que enchufarlos en la normal red electrica y son una solución natural, cómoda, práctica y económica.
 
6- Utilice un eliminador de ácaros. Dentro de lo posible, elimine de su hogar aquellos artículos que pudieran convertirse en lugares de cultivo para los ácaros, como por ejemplo alfombras, cortinas, muebles tapizados, tapices murales, sofás y sillas tapizadas, etc.
Las alfombras y moquetas son los lugares de incubación ideales para los ácaros. Si no puede prescindir de ellas, debería escoger las de pelo corto y tratarlas mensualmente con un eliminador de ácaros del polvo.
Tanto los sofás, las sillas y otros muebles tapizados, así como los asientos de los coches, son lugares donde suelen abundar los ácaros del polvo.
Los suelos de madera, cerámica, vinilo o linóleo son más adecuados, porque son más fáciles de limpiar con agua.
Elija estantes de libros cerrados y vitrinas en lugar de estanterías abiertas, ya que los libros favorecen la acumulación del polvo.
Cuelgue sus prendas de vestir en estantes cerrados o guárdelas en cajones.
Escoja cortinas que se puedan lavar fácilmente a altas temperaturas, muebles con diseño sencillo, sin mucho relieve y, en general, artículos fáciles de limpiar, y evite los adornos con flores secas, tapices en la pared, canastos de mimbre. No permita la permanencia de animales domésticos en su casa, especialmente en el dormitorio.

7- Limpie a fondo por lo menos una vez a la semana con una aspiradora HEPA de calidad.
La mayoría de las aspiradoras comunes no pueden capturar partículas tan pequeñas como los ácaros del polvo, así que, después de aspirar, los ácaros los dispersan de nuevo por el aire.

8- Lave su ropa de cama cada semana y con agua muy caliente.
La temperatura del lavado tiene que ser de 60º o superior, porque las altas temperaturas matan los ácaros. La ropa tiene que secarse preferiblemente en una secadora.

9- Utilice un deshumidificador para mantener la humedad relativa interior por debajo del 50%.
Los ácaros se multiplican con más facilidad en lugares húmedos, cuando la humedad del aire se aproxima al 75-80%.
Los ácaros son escasos en lugares secos y mueren cuando la humedad del aire es inferior al 40-50%.
Por estas razones es importante mantener el nivel de humedad por debajo del 50% en toda la casa. Para ello, se recomienda usar un deshumidificador o un sistema de aire acondicionado.

10- Utilice una limpiadora de vapor.
La limpieza con vapor es un método de limpieza muy eficaz y totalmente natural, porque no necesita añadir ningún producto químico. La elevada temperatura del vapor contribuye a la eliminación de ácaros, bacterias y gérmenes.
 

Todos estos productos se pueden y se deberían utilizar conjuntamente. De hecho la mejor estrategia contra los ácaros es actuar sobre varios frentes a la misma vez.



Más información sobre las alergias.