Alergia a los Acaros

 

La Alergia al polvo y a los ácaros del polvo es la reacción desmesurada del organismo al entrar en contacto con partículas de estos alergenos que son los responsables de un gran número de alergias respiratorias.

El polvo es una agrupación de pequeñas partículas en suspensión. Su contenido varía en cada ambiente. Las partículas de polvo pueden contener varios alergenos: escamas de la piel, pelos y caspa de animal, polen, moho, bacterias, productos químicos, restos de cucarachas, restos de comida y otras materias orgánicas y sintéticas.

Una persona puede ser alérgica a una o más de estas sustancias. Sin embargo, de todos los componentes del polvo domésticolos que ocasionan más alergias son los ácaros, unos aracnidos microscópicos que son la causa principal de las alergias de muchas personas durante todo el año. Los ácaros son tan pequeños que sólo son visibles con un microscopio.

La reacción alérgica suelen causarla el huevo y las heces del ácaro. Estas partículas son tan livianas y minúsculas que al mínimo movimiento son distribuidas por el aire e inhaladas por las personas.

Se estima que el número medio de ácaros por gramo de polvo es de 100 a 500. Se multiplican especialmente en lugares húmedos y templados y en áreas donde se encuentra caspa humana (escamas de piel muerta). Por estas razones, los ácaros se encuentran sobre todo en los dormitorios y, especialmente, en la ropa de cama, en los colchones, alfombras, cortinas, vestuarios, roperos, asientos del coche, muebles tapizados, toallas, ropa y peluches.

La calefacción suele agudizar los síntomas de la alergia a los ácaros del polvo, porque dispersa en el aire de la casa los alérgenos que luego son inhalados por las personas.Las personas pasamos de media de un tercio de nuestro tiempo en la cama. Varios estudios han demostrado que los dormitorios tienen una mayor concentración de ácaros con respecto a otras partes de la casa, porque allí encuentran sus nutrientes y las condiciones de humedad y temperatura favorables para su reproducción.

Alergia a los Acaros

En verano, los síntomas de alergia pueden disminuir, ya que la calefacción está apagada, se pasa más tiempo al aire libre y suele haber más renovación de aire también en el interior de la casa.

 

Síntomas

Los principales síntomas de la alergia a los ácaros del polvo son: estornudos, goteo de la nariz y congestión, obstrucción y picor nasal; lagrimeo, asma y tos.

Los síntomas suelen empeorar durante la noche, cuando se está en la cama, porque allí suele acumularse más cantidad de ácaros del polvo.

 

Más información sobre las alergias.