Alergia a humedad y moho



EL MOHO Y LA ALERGIA

El moho es el producto de diversos tipos de hongos diminutos, prácticamente imperceptible para el ojo humano, que se reproducen en ambientes y climas húmedos.

Precisamente, lo que provoca la alergia a la humedad es la inhalación de las esporas que germinan de los mohos y flotan en el aire.

Los mohos reproduce esporas que, debido a su tamaño microscópico, quedan suspendidas en el aire.

Cuando las esporas se asientan en una zona en la cual las condiciones  son favorables, generan la aparición de nuevo moho y, con ello, la producción de nuevas esporas que flotan en el aire.

 

SU RELACIÓN CON LA HUMEDAD

Los mohos necesitan humedad para vivir y desarrollarse. Por esta razón muchas veces se habla de alergia a la humedad para referirse a la alergia producida por estos hongos. 

Para prevenir su aparición debemos vigilar los niveles de humedad de nuestros ambientes interiores.

Lo ideal sería no superar el 50-55%. Cuando se sobrepasan estos niveles de humedad durante varios días, pueden empezar los problemas con el moho.

En cuanto se detecte el moho, elimínelo lo antes posible.