Alergia a Acaros y Polvo 

  • Fundas Anti-Acaros
    Fundas Anti-Acaros

    Guía para comprar: Cómo elegir sus Fundas Anti-Acaros.

    Euroallergy ofrece a sus clientes 2 líneas de Fundas Anti-Acaros y Anti-Alérgicas:

    - Línea STOP

    - Línea SUPERIOR

    Que se fabrican con dos tejidos diferentes.

    Línea Stop: La eficacia anti-ácaros del tejido Euroallergy STOP ha sido probada y reconocida por los laboratorios Hohenstein GmbH & Co. KG de Alemania, demostrando así que nuestro tejido es capaz de bloquear 100% las partículas alérgenas.

    Línea Superior: Se fabrica con Evolon® (Evolon® en una marca registrada por la empresa alemana Carl Freudenberg KG). La eficacia anti-acaros y antialérgica del tejido Evolon® ha sido certificada por la ECARF (Centro Europeo para la Fundación de Investigación de Alergia) y por otros institutos independientes como el Hygiene-Institut des Ruhrgebiets de Gelsenkirchen (Alemania) y el IBT Reference Laboratory de Estados Unidos.

    ECARF es una fundación con sede en Alemania creada con el objetivo de mejorar los conocimientos, la concienciación y la calidad de vida de los alérgicos así como la investigación en el ámbito de las alergias. ECARF otorga su prestigioso sello de calidad sólo a los productos realmente EFICACES y de CALIDAD CERTIFICADA.

    Principales diferencias entre las Fundas Anti-Acaros Stop y Superior de Euroallergy.

    Línea stop: Es impermeable, se le ha aplicado una fina capa de poliuretano micro-poroso antialérgico que impide el paso del agua, pero si permite el paso del vapor, por lo cual es transpirable i no hace sudar.

    Línea superior: No es impermeable y es un tejido aún más transpirable. Previene el desarrollo de hongos y bacterias.

    Temperatura máxima de lavado:

    Línea Stop: Hasta 60ºC.

    Línea Superior: Hasta 95ºC.

    Resistencia del tejido de las fundas:

    Línea Stop: Uso estándar. Aunque se debe tener precaución al poner y quitar la funda para evitar roturas.

    Línea Superior: Usos exigentes y prolongados.

    Duración:

    Línea Stop: Hasta dos-tres años de uso.

    Línea Superior: Hasta diez años de uso o 50 lavados.

    Composición del tejido de las fundas anti-acaros:

    Línea Stop: 80% de algodón y 20% de poliéster al que se le ha aplicado una fina capa de poliuretano micro-poroso antialérgico.

    Línea Superior: 70% poliéster y 30% poliamida.

    Nuestro consejo:

    Evite el uso de mantas, colchas y edredones de plumas, así como de lana.

    Es preferible elegir un edredón nórdico de un material sintético que permita un lavado en casa a temperaturas de mínimo 60º, pues a partir de esta temperatura, el calor elimina los ácaros.

    No es recomendable el uso de rellenos nórdicos «anti-ácaros» que hayan sido tratados químicamente. Con el tiempo y los lavados, los tratamientos químicos suelen perder efectividad, mientras que nuestras fundas anti-ácaros son una medida realmente eficaz en el tiempo y 100% natural.

     

    ¿QUÉ FUNDAS ANTI-ACAROS COMPRAR?

    1)  Fundas anti-acaros para COLCHÓN y ALMOHADA. La persona alérgica a los ácaros del polvo debería adquirir en primer lugar y de manera prioritaria fundas anti-acaros para sus colchones y almohadas. Principalmente por 3 razones:

    - El colchón es el lugar donde se concentra la población más abundante de ácaros.

    - Debido a que el colchón tiene un coste económico considerable, es conveniente protegerlo de los ácaros desde el principio, puesto que, una vez que estos anidan en el colchón, es prácticamente imposible eliminarlos. Los espráis anti-acaros tienen una eficacia superficial y no llegan hasta el interior del colchón.

    - La almohada también es sumamente importante, ya que durante toda la noche está en contacto continuo con nuestras vías respiratorias, de modo que vamos inhalando todos los alérgenos que allí se encuentran.

     2) Fundas anti-acaros para EDREDONES, MANTAS y COLCHAS. Estas ocupan el segundo lugar por orden de prioridad de compra. No obstante, si decide prescindir de ellas, aconsejamos que utilice edredones antialérgicos y anti-acaros certificados y lave el relleno nórdico una vez al mes a 60ºC como mínimo.

    Lave también el resto de ropa de cama por lo menos una vez por semana con agua a temperatura superior a 60ºC.

    3) Como tercera prioridad, recomendamos comprar fundas anti-acaros para la totalidad de las camas presentes en el hogar, además de la cama en la que duerma la persona alérgica, puesto que así reduciremos los ácaros presentes en todo el hogar.

     

    -- Todas nuestras fundas anti-alérgicas y anti-acaros tienen poros muy pequeños, que no permiten el paso de los ácaros del polvo y de sus partículas alérgenas, formando una barrera impenetrable entre la persona  con alergia a los acaros, alérgica al polvo… y los alérgenos de los ácaros que normalmente abundan en colchones, almohadas, edredones y mantas.

    Además, nuestras fundas línea Superior previenen el desarrollo de hongos y bacterias.

    -- Nuestras fundas anti-acaros permiten revestir sus colchones, edredones, mantas y almohadas sin necesidad de cambiarlos.

    -- Ofrecen buena transpirabilidad y confort.

    -- Nuestras fundas no están tratadas químicamente.

    -- Todas nuestras fundas anti-acaros cubren hermética y completamente (tanto por encima como por debajo) el colchón, la almohada y el edredón, y se cierran con una cremallera lateral.

     

    MODO DE EMPLEO Y DE MANTENIMIENTO DE LAS FUNDAS ANTI-ÁCAROS

    1- COLCHONES

    La funda anti-ácaros debe colocarse directamente sobre el colchón, de forma que este quede completamente envuelto por la funda, tanto por arriba como por abajo.

    Seguidamente, se cierra la funda con la cremallera, ubicada en el borde del extremo inferior del colchón (donde orientamos los pies cuando dormimos).

    Por encima de la funda anti-ácaros se debe seguir poniendo la habitual sábana bajera. Se aconseja lavar la sábana bajera como mínimo una vez por semana a una temperatura de 60º.

    2- ALMOHADAS

    La funda anti-ácaros debe colocarse directamente sobre la almohada, de forma que esta quede completamente envuelta por la funda, que se cierra con una cremallera situada en la zona lateral.

    Por encima de la funda anti-ácaros de la almohada se debe seguir poniendo la habitual funda de almohada, que se aconseja lavar como mínimo una vez por semana a una temperatura de 60º.

    Se recomienda lavar las fundas anti-ácaros de la almohada en casa en la lavadora como mínimo una vez cada 6 meses a una temperatura de 60º (o superior, en el caso de las fundas de la línea Superior). Naturalmente, las fundas antia-caros se pueden lavar con mayor frecuencia de la indicada, tantas veces como sea necesario.

    Evitar el uso de almohadas y cojines de lana y/o de plumas. Es preferible elegir un material sintético que permita un lavado en casa a temperaturas de mín. 60º, pues a partir de esta temperatura, el calor elimina los ácaros.

     

    3- EDREDONES, PLUMONES, NÓRDICOS Y MANTAS

    El edredón o la manta deben colocarse directamente dentro de la funda anti-ácaros, de forma que queden completamente envueltos por la funda, que se cierra con una cremallera situada en uno de los laterales.

    Por encima de la funda anti-ácaros del edredón o manta se seguirá poniendo la habitual funda nórdica, que se aconseja lavar como mínimo una vez por semana a una temperatura de 60º.

    Se aconseja lavar las fundas anti-ácaros en casa en la lavadora como mínimo una vez cada 6 meses a una temperatura de 60º (o superior, en el caso de las fundas de la línea Superior). Naturalmente, las fundas anti-ácaros se pueden lavar con mayor frecuencia de la indicada, tantas veces como sea necesario.

  • Edredones Nordicos Anti-acaros y Anti-alergicos
    Edredones Nordicos Anti-acaros y Anti-alergicos

    GUÍA DE COMPRA

    El gramaje es la cantidad de fibras de relleno que contiene el edredón y se mide en gramos por metro cuadrado (gr/m2). Cuanto mayor es esta cantidad, más abrigo proporciona el nórdico

    • Gramaje 150 gr./m2 = Capacidad térmica baja, indicado para climas cálidos.
    • Gramaje 250 gr./m2 = Capacidad térmica media,  ideal para climas temperados o habitaciones con calefacción nocturna moderada. Aún que siempre se trata de un tema subjetivo, la mayoría de las personas encuentra confortable este gramaje cuando la temperatura nocturna de la habitación ronda alrededor de los 17º-21º.
    • Gramaje 400 gr./m2 = Capacidad térmica alta, indicado para inviernos fríos.
    • COMBI: Se compone de dos edredones que se pueden unir por corchetes y usar conjuntamente o por separado, según necesidades.  
      El primer Edredón tiene una capacidad térmica media: gramaje de 250 gr./m2.
      El  segundo Edredón capacidad térmica moderada: gramaje de 150 gr./m2.  
      Unidos proporcionan una elevada capacidad térmica: gramaje 400 gr./m2.
      De esta manera siempre se puede conseguir el abrigo ideal para todas las estaciones del año. 

    PORQUÉ COMPRAR TAMBIÉN LA FUNDA ANTI-ÁCAROS para el edredón nórdico

    No es necesario usar la funda anti-ácaros conjuntamente con nuestros edredones anti-ácaros.
    Aún así les informamos que los mejores resultados antialérgicos se obtienen con el utilizo conjunto del edredón nordico anti-ácaros y de la funda antiácaros para edredones Euroallergy.
    Además de una mayor eficacia contra las alergias, el uso conjunto de la funda anti-ácaros y del edredón nordico anti-ácaros permite reducir notablemente la frecuencia de los lavados:
    • En caso de usar el edredón nordico sin funda anti-ácaros, para la prevención eficaz de las alergias, se recomienda lavar el edredón cada 30 días a 60º en la lavadora doméstica.
    • En caso de usar el edredón con la funda anti-ácaros, solo será necesario lavar los dos cada 4-6 meses a 60º en la lavadora doméstica.
    La reducción de la frecuencia de lavado permite alargar la vida útil del edredón.

    Además, la funda anti ácaros para el edredón se puede emplear en todas las épocas del año. Por ejemplo, poniendo en su interior mantas más ligeras en primavera y otoño, se puede conseguir siempre la temperatura deseada y protegerse de los ácaros del polvo que suelen encontrarse en todas las mantas.

    Todos nuestros edredones nordicos anti-ácaros y anti-alérgicos previenen eficazmente los síntomas de la alergia a los ácaros y al polvo domestico.

    • Además de la eficacia antialérgica, ofrecen un confort excepcional y destacan por suavidad y transpirabilidad.
    • A todas estas ventajas combinan una gran facilidad de mantenimiento. Se pueden lavar en la lavadora doméstica a 60º, temperatura que mata los ácaros de forma totalmente natural y segura.
      Se secan muy rápidamente
      tanto al aire como en la secadora a baja temperatura.

    Durmiendo en una cama sana y libre de ácaros, los síntomas típicos de las alergias a los ácaros del polvo (tos, secreción nasal, picor en los ojos, oídos y nariz, …) se alivian rápidamente, permitiendo una mejora significativa en la calidad de vida de las personas alérgicas sin ninguna de las contraindicaciones típicas de los medicamento y del los productos químicos.

    Los plumones y las colchas tradicionales en plumas, lana, etc. no son indicados para las personas alérgicas debido a la gran cantidad de alérgenos que retienen en su interior y que durante la noche entran en contacto con nuestro cuerpo.
    Nuestros edredones nordicos anti-ácaros y anti-alérgicos son ligeros, suaves, transpirables. 
    Son higiénicosprácticos y de fácil mantenimiento. Se pueden lavar en casa a máquina a 60 º.
    Se secan y se regeneran muy rápidamente.
  • Almohadas Anti-Acaros Antialergicas
    Almohadas Anti-Acaros Antialergicas

    Las almohadas con fundas Anti-Acaros Euroallergy® Superior en Evolon® previenen los síntomas de la alergia a los ácaros del polvo. 

    Nuestras almohadas se componen de: 

    - una funda exterior en EVOLON® (marca registrada por la empresa Carl Freudenberg KG), que se abre y se cierra con cremallera, y de 
    - un especial relleno en fibra virgen hueca 100% poliéster de la marca Moshy.

    Certificado antiacarosEvolon® es un tejido especial certificado por la ECARF (European Centre for Allergy Research Foundation) por sus propiedades anti-acaros y anti-alergias.
    Este especial tejido, aún siendo ligero y transpirable, tiene poros tan pequeños que impide el paso de los ácaros y de otros alérgenos. 
    La funda constituye así una barrera impenetrable que impide el paso de los ácaros y de sus partículas alergénicas.

    Los ácaros viven sobretodo en almohadas, colchones y edredones, por lo cual es sobretodo allí que tenemos que combatirlos. 
    Las almohadas tradicionales en plumas, lana u otras fibras no son indicadas para las personas alérgicas debido a la gran cantidad de alérgenos que retienen en su interior y que durante la noche entran en contacto con nuestro cuerpo.

    Durmiendo en una cama sana y libre de ácaros, la mayoría de los alérgicos a los acaros del polvo experimentan una mejora significativa de los síntomas típicos de las alergias a los ácaros del polvo (tos, secreción nasal, picor en los ojos, oídos y nariz, …) sin ninguna de las contraindicaciones típicas de los medicamento y de los productos químicos.

    • Nuestros Edredones AntiAcaros y Antialérgicos son ligeros, suaves, transpirables.
    • Son muy higiénicosprácticos y de fácil mantenimiento. Se pueden lavar en casa a máquina a 60 º. Se secan y se regeneran muy rápidamente manteniendo el volumen original hasta después de muchos años y muchos lavados.

    Es ideal complementar nuestra almohada antiacaros con nuestras fundas antiácaros para colchones y para edredones, así que toda la cama esté realmente protegida.

  • Purificadores de Aire para Acaros y Polvo
    Purificadores de Aire para Acaros y Polvo

    GUÍA DE COMPRA para elegir su Purificador de Aire

    - Los purificadores de aire de Bionaire son certificados por la British Allergy Foundation. Destacan por su rapidez en limpiar el aire y por esta razón están especialmente aconsejados en caso de alergia al polen y a los animales.
    Incorporan filtros HEPA de alta eficacia y un ionizador de funcionamiento independiente.

    - Los purificadores de aire de Airfree tienen otras ventajas: son más pequeños, ligeros y no emiten ningún ruido. Son especialmente aconsejados en caso de alergia a los ácaros, al moho y a la humedad.
    No llevan filtros y actuando a través del calor de su núcleo interior.
    Los purificadores de aire Airfree destruyen las partículas orgánicas presentes en el aire, incluso las partículas responsables de las reacciones alérgicas como los alérgenos de los ácaros. También consiguen reducir la presencia de los ácaros en el ambiente de forma indirecta, eliminando un hongo fundamental para el su metabolismo.
    - Para elegir el modelo entre la gama de cada fabricante,  se tiene que considerar la dimensión de la habitación donde se vaya a colocar el purificador.
    - Siempre se puede poner un aparato en una habitación más pequeña de lo indicado: de esta forma el aire se limpiará más rápidamente. 
    - Para áreas más grandes de las indicadas, se deben utilizar más purificadores de aire al mismo tiempo.

    Comparativa Airfree

     

     Área Recomendada 

     Dimensión del purificador

     P40

     hasta 16 m2

     21,5 cm de diámetro x 26,5 cm de alto  

     P60

     hasta 24 m2

     21,5 cm de diámetro x 26,5 cm de alto

     P80

     hasta 32 m2

     21,5 cm de diámetro x 26,5 cm de alto

     P125 

     hasta 50 m2

     21,5 cm de diámetro x 26,5 cm de alto

     P150

     hasta 60 m2

     21,5 cm de diámetro x 26,5 cm de alto


    Para áreas más grandes de 60 m2, deben ser utilizados más aparatos al mismo tiempo.

     
    Comparativa Bionaire

     

     Área Recomendada

     Dimensión del purificador

     BAP9240

     hasta 15 m²

      16 x 33 x 23 cm.

     BAP-001X 

     hasta 74 m²

      69 x 27 x 18 cm.

     BAP1700

     hasta 74m²

      71 x 26 x 18 cm.

     

    Siempre, independientemente de la marca de purificador elegida, se recomienda airear la habitación por la mañana y luego mantener ventanas y puertas cerradas cuanto el purificador esté funcionando.

    Se seguirá con las normales tareas de limpieza (quitar el polvo con un paño húmedo, aspirar regularmente, etc.).


    Todos nuestros Purificadores de Aire son muy útiles en caso de alergia a los ácaros y al polvo porque eliminan los ácaros, sus alérgenos, el polvo, humo de cigarrillos, partículas portadoras de olores, bacterias  y otras partículas contaminantes en suspensión en el aire de nuestro hogar u oficina.
    Pasamos cerca del 90 % de nuestro tiempo en el interior de los edificios y el aire interior puede estar entre dos y cinco veces más contaminado que el aire exterior. Por esto el uso de un purificador de aire es particularmente beneficioso para todas las personas, sobre todo si sufren de alergia a los ácaros y al polvo.
  • Anti-Acaros por ultrasonidos
    Anti-Acaros por ultrasonidos

    Los Anti-Acaros por ultrasonidos son aparatos electrónicos que emiten ultrasonidos, es decir vibraciones acústicas de alta frecuencia totalmente naturales, inofensivas e inaudibles para los seres humanos.
    Permiten reducir considerablemente la presencia de alérgenos de los ácaros del polvo en el hogar aliviando así los síntomas de la alergia a los ácaros del polvo.

    Las ondas ultrasónicas (=ultrasonidos) a una frecuencia específica molestan a los ácaros y alteran su ciclo biológico llegando así a reducir la cantidad de alérgenos producidos por ellos.

    Nuestros aparatos antiacaros a ultrasonidos son naturales, seguros, inofensivos para las personas y los animales domésticos y silenciosos.

    Aconsejamos el uso nuestros aparatos antiacaros a ultrasonidos combinado con otros productos antiacaros de comprobada eficacia como nuestras fundas antiacaros para conseguir la máxima protección contra los ácaros para las personas que padecen de alergia a los ácaros.

  • Acaricidas y Spray Anti-Acaros
    Acaricidas y Spray Anti-Acaros

    Los acaricidas, también denominados spray anti-acaros, son productos indicados para eliminar los acaros y combatir la alergia a los ácaros. Facilitan la eliminación de estos microorganismos y controlan su rápida reproducción.

    Los acaricidas pueden emplearse como:
    1. Método inicial de choque
    2. Método de mantenimiento
     
    1. Método inicial de choque. Cuando se detecta la existencia de una alergia a los ácaros, se debería proceder a la primera desinfección e higienización a fondo del ambiente. Para la eliminación inicial de los ácaros es aconsejado el uso de acaricidas que dispongan de válvula de descarga total automática. Le recomendamos:
     
    2. Método de mantenimiento. Periódicamente, cada 2/3 meses, se pueden emplear acaricidas sobre superficies u objetos (sofás, cortinas, tapicerías, asientos de coche, etc.) para mantenerlos libres de ácaros.
    El uso de acaricidas es aconsejable donde sea imposible la aplicación de otros sistemas naturales de eliminación de los ácaros.
    No recomendamos el empleo de acaricidas para la ropa de cama, colchones, edredones y almohadas. Para la cama existen sistemas naturales que no presentan ninguna contraindicación como las fundas antiácaros y los antiácaros eléctricos por ultrasonidos que son más eficaces y libres de sustancias químicas.
     
    CONSEJOS DE USO:
    - La efectividad de los acaricidas es muy elevada, sin embargo, sus efectos duran entre 2-3 meses, por lo que es necesario repetir periódicamente el procedimiento de desinfección.
    - Los acaricidas son productos químicos. Deben ser usados con precaución, siendo obligada la lectura de las etiquetas y las instrucciones de uso contenidas en el envase del producto.
    - Después del empleo de acaricidas es necesario llevar a cabo una limpieza a fondo del espacio desinfectado. Los acaricidas solamente matan los ácaros, pero no eliminan sus restos. Para ello, le recomendamos el uso de una aspiradora HEPA.
    - Para multiplicar la eficacia de los acaricidas es imprescindible su uso conjunto con el mayor número posible de métodos de control ambiental de los ácaros: fundas antiácarospurificadores de aireantiácaros eléctricos por ultrasonidosmascarillas antialergias, etc.

    - Para combatir los ácaros se debería prescindir de todos aquellos objetos que propicien la acumulación de polvo y, por tanto, la reproducción de ácaros.
    Es aconsejable retirar alfombras, moquetas o cortinas, reorganizar el mobiliario y adecuar la decoración del hogar para evitar zonas de acumulación de polvo.
    Usar sofás de piel y muebles sin tapizados son también opciones aconsejables.
    Mientas todo ello no sea posible, los acaricidas serán de gran ayuda.

  • Mascarillas Anti-Acaros y Polvo
    Mascarillas Anti-Acaros y Polvo

    Mascarillas de protección respiratoria Anti-Ácaros y Anti-Polvo.

    • Las mascaras y mascarillas anti-polvo y anti-ácaros son remedios naturales contra la alergia a los ácaros y al polvo.

    • El uso de mascarillas anti-polvo ayuda a protegerse de los ácaros, polvo y demás alérgenos presentes en el aire que se pueden inhalar a través de la respiración.
    • Allergy Mask es la mascarilla que asegura la máxima protección. Con los filtros ANTIALÉRGENOS y QUÍMICOS (que se comercializan de manera independiente de la mascarilla), están indicadas también para las personas que sufren del Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple, llamado también Síndrome Químico Múltiple (SQM).
    • Las personas alérgicas a los ácaros y al polvo deberían alejarse lo máximo posible de las sustancias que les provocan reacciones alérgicas y, en caso de necesidad, deberían llevar mascarillas anti-polvo para protegerse.

    El uso de máscaras antialérgicas es indicado para todas las personas que sufren de alergia, asma alérgica, sinusitis, rinitis y otros síntomas alérgicos causado por la inhalación de alérgenos como polen, ácaros, polvo, moho, caspa, pelo y saliva de animales, productos químicos, humo y otros alérgenos trasportados por el aire y que pueden ser inhalados a través de la respiración.

  • Filtros anti-polvo y antiacaros
    Filtros anti-polvo y antiacaros

    Estos filtros capturan acaros, polvo, contaminación y otros alérgenos que pueden flotar en el aire y ser inhalados con la respiración.  De esta manera reducen los síntomas de la alergia a los Acaros del polvo.

*

Remedios para la alergia a los ácaros y al polvo.

Los ácaros constituyen la fuente principal de alérgenos del polvo y se encuentran en todos los hogares. Son organismos microscópicos que se multiplican con facilidad en nuestras casas.
Las personas que tienen alergia a los ácaros del polvo deben evitar tanto como sea posible la exposición a estos alérgenos y al polvo doméstico.

INFORMACIÓN ESENCIAL PARA COMBATIR LA ALERGIA A LOS ACAROS Y AL POLVO.

El polvo es una agrupación de partículas, cuya composición puede variar de un ambiente a otro. Muchas de estas partículas son capaces de desencadenar reacciones alérgicas en determinadas personas.

El polvo que comúnmente se forma en el hogar suele estar compuesto por: residuos de fibras (algodón, lana o yute provenientes de ropa, colchas, alfombras, etc.); residuos de materiales vegetales y animales presentes en la casa (plumas, pelos y caspa de animales, saliva etc.); restos de la descamación de nuestra piel; hongos; esporas; pólenes; restos de cucarachas y de ácaros. En particular, los ácaros producen un tipo concreto de proteínas desencadenantes de asma y otras reacciones alérgicas.

Cómo reducir el contacto con los alérgenos de los ácaros y del polvo

Lo fundamental para la persona alérgica es reducir el contacto con los elementos desencadenantes de su alergia. 
La tarea no es fácil. Por ello, cuantas más medidas se adopten de forma conjunta, mejores resultados obtendremos.

En primer lugar, siempre debemos empezar por el dormitorio, puesto que es el espacio de la casa en el que más tiempo pasamos y porque los ácaros viven, sobre todo, en colchones, almohadas y ropa de cama. 
Posteriormente, deberemos intervenir en las demás habitaciones del hogar, priorizando aquellas en las que trascurrimos más tiempo.

A continuación indicamos diversos productos antialérgicos que, por orden de relevancia, nos ayudarán a alcanzar nuestro objetivo:

1- Fundas antiácaros para colchones, almohadas y edredones de toda la casa. Esta es, sin duda, la medida más importante para los alérgicos a los ácaros del polvo.
Las fundas protegen también nuestras camas de todos los tipos de alérgenos presentes en el polvo doméstico.

2- Purificadores de aire domésticos. Filtrar el aire permite deshacerse de los aeroalérgenos y es una gran ayuda para todas las personas que padecen alergias. En caso de alergia a los acaros recomendamos los purificadores de aire Airfree.

3- Antiácaros eléctricos por ultrasonidos. Emiten ondas ultrasónicas que alteran el ciclo biológico de los ácaros, reduciendo así la cantidad de alérgenos.

4- Acaricidas y Spray antiácaros que facilitan la eliminación de estos microorganismos y controlan su rápida reproducción. Los acaricidas pueden emplearse tanto como "Método de choque inicial" que como "Método de mantenimiento". Los acaricidas son productos químicos. Deben ser usados con precaución y no es recomendable su uso para la ropa de cama (colchones, edredones, almohadas).

5- Mascarillas antipolvo y antiácaros. Las personas alérgicas deberían tratar de protegerse lo máximo posible del polvo usando mascarillas protectoras antialérgicas cada vez que tienen que realizar tareas domésticas de limpieza o entrar en contacto con polvo.

6- Filtros nasales. Bloquean polvo, restos de ácaros y otros alérgenos.

Estos productos le permiten:
  • --- reducir la cantidad de ácaros y polvo presentes en su entorno
  • --- reducir el contacto entre usted y los alérgenos de los ácaros y del polvo.
Son remedios naturales y eficaces que permiten aliviar notablemente asma alérgica, sinusitis, rinitis, dermatitis, conjuntivitis y otros síntomas alérgicos.

Limpieza y cambios en el ambiente doméstico

La limpieza del polvo es esencial para todas las personas con alergia a los ácaros y al polvo. Este se debe eliminar de las superficies utilizando un paño húmedo y una buena aspiradora HEPA.

Las fundas antiácaros se tienen que lavar, como mínimo, cada 6 meses. Sin embargo, las sábanas y demás ropa de cama se deben lavar semanalmente en agua caliente (a 60ºC de temperatura o más).

En los hogares donde viva una persona alérgica, también habría que realizar algunos cambios paulatinos y progresivos para conseguir un ambiente más fácil de limpiar, menos alergénico y, en definitiva, más saludable para toda la familia.

Se trata de cambios relevantes, pero a poner en marcha poco a poco. No obstante, una vez llevados a cabo, las tareas de limpieza serán mucho rápidas y efectivas, beneficiando así a todos los miembros de la familia. Algunos de los cambios deberían ser del siguiente orden:

Eliminar las alfombras siempre que sea posible, ya que los ácaros del polvo doméstico, las esporas de hongos, la caspa de animales y otros alérgenos del polvo se acumulan de forma abundante en ellas. Suelos de madera, cerámica o linóleum son más indicados para las personas alérgicas.

Eliminar también las cortinas, si es posible. En caso contrario, lavarlas muy frecuentemente a temperaturas elevadas.

Se recomiendan superficies lisas, ordenadas y fáciles de limpiar. Todos los pequeños objetos, adornos, libros, peluches, etc. se deberán retirar y colocar en cajones y armarios cerrados.

Los muebles tapizados no son los más aconsejados. Si no se pueden sustituir, se deberán aspirar frecuentemente.

Es muy importante reducir la humedad dentro de la casa a un porcentaje menor del 50%. El uso de aire acondicionado y de aparatos deshumidificadores es un método efectivo para controlar la humedad y reducir el crecimiento de los ácaros del polvo y hongos.

En todas estas tareas, se empezará por el dormitorio de la persona alérgica y se seguirá por las habitaciones donde se trascurra más tiempo.