Mascarillas Anti-Moho y Anti-hongos de la humedad 

Nuestras máscaras y mascarillas antialérgicas ayudan a protegerse de las esporas de hongos y mohos presentes en el ambiente y que pueden provocar alergia al ser inhaladas a través de la respiración.  Al mismo tiempo le protegen de polen, polvo, restos de ácaros y demás alérgenos presentes en el aire.

El moho se encuentra en casi todos los ambientes, tanto en interiores como al aire libre:

1- En el interior de la casa: la mayoría de las esporas de hongos se encuentran en el polvo doméstico que flota en el aire y se acumula en alfombras, ropa de la cama, muebles, etc.
El moho afecta sobre todo a las áreas húmedas, cálidas y poco iluminadas como sótanos, armarios, cuartos de baño, duchas, invernaderos, saunas, refrigeradores –y demás espacios destinados a almacenar alimentos–, cubos de basura, plantas, aparatos de aire acondicionado, humidificadores, etc.

Para llevar a cabo tareas de limpieza del polvo y moho, las personas que padecen alergia a las esporas de hongos deberían tratar de protegerse siempre con una mascarilla.

 2- Al aire libre: las esporas de hongos y mohos suelen encontrarse en lugares húmedos y sombreados, donde existe abundante vegetación y donde se acumulan hojas en descomposición; también pueden encontrarse en la tierra, en la madera que se pudre, en pilas de abono, en césped cortado, en zonas boscosas, etc.

Las personas alérgicas a las esporas de hongos pueden protegerse en el exterior utilizando nuestras mascarillas.