Acaricidas y Spray Anti-Acaros 

Los acaricidas, también denominados spray anti-acaros, son productos indicados para eliminar los acaros y combatir la alergia a los ácaros. Facilitan la eliminación de estos microorganismos y controlan su rápida reproducción.

Los acaricidas pueden emplearse como:
1. Método inicial de choque
2. Método de mantenimiento
 
1. Método inicial de choque. Cuando se detecta la existencia de una alergia a los ácaros, se debería proceder a la primera desinfección e higienización a fondo del ambiente. Para la eliminación inicial de los ácaros es aconsejado el uso de acaricidas que dispongan de válvula de descarga total automática. Le recomendamos:
 
2. Método de mantenimiento. Periódicamente, cada 2/3 meses, se pueden emplear acaricidas sobre superficies u objetos (sofás, cortinas, tapicerías, asientos de coche, etc.) para mantenerlos libres de ácaros.
El uso de acaricidas es aconsejable donde sea imposible la aplicación de otros sistemas naturales de eliminación de los ácaros.
No recomendamos el empleo de acaricidas para la ropa de cama, colchones, edredones y almohadas. Para la cama existen sistemas naturales que no presentan ninguna contraindicación como las fundas antiácaros y los antiácaros eléctricos por ultrasonidos que son más eficaces y libres de sustancias químicas.
 
CONSEJOS DE USO:
- La efectividad de los acaricidas es muy elevada, sin embargo, sus efectos duran entre 2-3 meses, por lo que es necesario repetir periódicamente el procedimiento de desinfección.
- Los acaricidas son productos químicos. Deben ser usados con precaución, siendo obligada la lectura de las etiquetas y las instrucciones de uso contenidas en el envase del producto.
- Después del empleo de acaricidas es necesario llevar a cabo una limpieza a fondo del espacio desinfectado. Los acaricidas solamente matan los ácaros, pero no eliminan sus restos. Para ello, le recomendamos el uso de una aspiradora HEPA.
- Para multiplicar la eficacia de los acaricidas es imprescindible su uso conjunto con el mayor número posible de métodos de control ambiental de los ácaros: fundas antiácarospurificadores de aireantiácaros eléctricos por ultrasonidosmascarillas antialergias, etc.

- Para combatir los ácaros se debería prescindir de todos aquellos objetos que propicien la acumulación de polvo y, por tanto, la reproducción de ácaros.
Es aconsejable retirar alfombras, moquetas o cortinas, reorganizar el mobiliario y adecuar la decoración del hogar para evitar zonas de acumulación de polvo.
Usar sofás de piel y muebles sin tapizados son también opciones aconsejables.
Mientas todo ello no sea posible, los acaricidas serán de gran ayuda.