Fungicidas Antihongos 

Los fungicidas son sustancias antihongos empleadas para eliminar e impedir la multiplicación de hongos y mohos.
Las esporas producidas por el moho son las responsables de provocar la «alergia a la humedad».

Los mohos son hongos microscópicos que se encuentran tanto en el aire libre como en el interior de edificios. 
Sin embargo, el moho es uno de los alérgenos más comunes en el planeta. 
Estos minúsculos hongos se reproducen y propagan mediante esporas microscópicas —similares al polen— que flotan en el aire. Justamente estas pequeñas esporas son los alérgenos que pueden provocarnos síntomas de alergia al ser inhaladas.
El moho, a diferencia del polen, no tiene una temporada específica de propagación y su presencia en el aire depende principalmente de condiciones meteorológicas concretas como la humedad, el viento, la lluvia o la temperatura.
Las esporas del moho son muy resistentes y pueden sobrevivir en condiciones ambientales muy variadas. 
Cada espora que germina genera nuevo moho, y este, a su vez, puede producir millones de esporas más.

Los fungicidas sirven para eliminar e impedir la propagación de hongos y mohos. 

Se pueden emplear:
1- Como tratamiento inicial de choque
2- Como tratamiento habitual de mantenimiento.

1- El tratamiento inicial de choque es indicado para sanear el ambiente la primera vez que se detecta el problema. Para este propósito, recomendamos el uso de fungicidas con válvula de descarga total.

2- Tratamiento habitual de mantenimiento sirve, después del tratamiento inicial de choque, para eliminar nuevas las manchas de moho que pueden volver a aparecer.

Si el moho es visible en alfombras, colchones u otros objetos, es imprescindible eliminarlo inmediatamente con un fungicida como nuestro Fungicida Bactericida Anti-hongos y Anti-bacterias de 300 ml.

Son productos químicos, por lo que deben ser utilizados con precaución. Lea atentamente las etiquetas y los prospectos antes de usarlos y siga las instrucciones de uso.

Recuerde que la máxima efectividad en la lucha contra la alergia a los hongos se consigue utilizando conjuntamente todas las medidas de control ambiental disponibles: purificadores de airemascarillas anti-alergiasfundas antiálergicas, deshumidificadores, etc.