Filtros 

Capturan polvo, ácaros, polen, moho y otros alérgenos presentes en el aire que pueden desencadenar muchos síntomas de alergias, asma, rinitis, conjuntivitis, picores, etc.